reseña NO ME LO DIGAS CON FLORES


¡ATENCIÓN, CONTIENE SPOILER!

Quería empezar el tema de las reseñas con el primer shojo -y obra manga que compré de forma mensual- con el que comencé a conocer mejor el mundillo del manga. Esta obra no podía ser otra que la genial No me lo digas con flores - Hana yori dango o Boys over flowers, de Yoko Kamio.

Esta obra de Yoko kamio sorprende por su crudeza y la fuerte personalidad de sus dos protagonistas principales, Tsukushi Makino y Tsukasa Domyoji. Una pareja bastante peculiar, que si bien no congenian nada bien al principio, pronto irán acercándose el uno al otro más de lo que podrían haber imaginado, gracias a la insistencia de Domyoji, quien queda fuertemente encaprichado de Tsukushi.

Pero, lo que al principio pudiera parecer un capricho de este joven y apuesto millonario de clase alta y muy mal carácter, se convierte en el amor más puro, realista y visceral. Tsukushi, por su parte, una estudiante pobre que ingresa en el mismo instituto que Tsukasa y los F4 -junto a Rui Hanazawa, Soujirou Nishikado y Akira Mimasaka forma el cuarteto de guapos ricos del Etoku-, lo hace acosta del sacrificio de sus padres -su familia es muy pobre- y tiene las cosas muy claras. Su lema es pasar totalmente desapercibida, no relacionarse excesivamente con  ningún pijo de la escuela y conservar su integridad moral.
En definitiva, el carácter ingenuo, inmaduro y directo de Domiyoji chocará fuertemente con la personalidad difícil y temperamental de Tsukasha que, sin embargo, terminará por endulzar, encauzar y domar el mal carácter de su compañero masculino. 
Finalmente, y después de una larga serie de problemas y disputas entre amigos y familiares, nuestros dos protagonista se ven poco a poco sorprendidos por el fuerte amor mutuo que se ha arraigado a ellos, y del que ya no pueden escapar.

Fijaros en el cambio que pega el dibujo de la autora de los primeros capítulos hacia el tomo  10. En la imagen podéis ver a los integrantes del F4 -Soujirou Nishikado, Rui Hanazawa, Tsukasa Domyoji y Akira Mimasaka-.


Para mí, que leí este manga completo cuando era aún muy joven, me resultó una historia bastante adulta. Quizás por eso me gustó tanto. Ver los problemas de la pareja por estar juntos, las barreras psicológicas que se autoimpone Tsukushi y que Domyoji logra derribar de alguna manera a golpe de testarudez, la relación adulta y complicada......todo en esta obra me atrajo de principio a fín.  Hay quien dice que el dibujo es feo, pero a mí me encanta -con el avance de tomos, la autora va mejorando y estilizando muchos los personajes-.
En definitiva, para mí, y creo que para muchas aficionadas del shojo más clásico, esta obra se vuelve un imprescindible en tu magateka! Os animo a que, al menos, intentéis leer los primeros capítulos.


Otra comparación de la evolución gráfica en la pareja protagonista


EN RESÚMEN

Lo mejor: trama original, no hay ni un sólo capítulo que se pueda considerar relleno, la lograda caracterización de cada personajes consigue que lo conozcas a fondo sin mucho esfuerzo, la pareja protagonista está hecha tal para cual, mucha comedia, las paridas lingüísticas de Domyoji.

Lo peor: que son 36 tomos -más un especial-, por lo que puede que se haga algo larga para algunos.


Ficha técnica:
Título: No me lo digas con flores
Título original: Hana Yori Dango
Autor: Yoko Kamio
Editorial japonesa: Shueisha
Editorial española: Planeta DeAgostini
Formato: Rústica con sobrecubierta, B/N
Precio: 6,95€
Nº de tomos Japón: 36 + especial
Nº de tomos España: 36 + especial

No hay comentarios:

Publicar un comentario